top of page

Amor más allá de la muerte.

Quiero contarles esta hermosa historia de amor de la que fui testigo hace unos meses, cambiaré algunos nombres y lugares para proteger la identidad de sus protagonistas.

Hace unos meses me contacto María, quien desea tener una sesión con José, su amor de adolescencia.

Ellos tuvieron un amor hermoso durante su juventud, hasta que él se fue al ejército.

Durante este periodo les fue difícil continuar con su relación a pesar del amor que se tenían, la distancia y falta de medios para comunicarse fluidamente hizo que la relación terminara, más no el amor.

Años después él volvió del servicio militar, pero ella ya estaba casada, con familia y una bella hija. Él volvió a verla, como amigos. Mantuvieron contacto y preocupación mutua durante varios años, jamás perdieron contacto, él siempre estuvo presente en su vida como su mejor amigo, acompañándola en procesos complejos, perdidas e incluso su divorcio. Siempre hubo un profundo amor y respeto entre ambos. Ella siempre lo amó, en secreto, fue su primer y más intenso amor, pero jamás se lo confesó, respetando la distancia, relaciones y los procesos. Años más tarde, él viviendo en otra ciudad bastante lejos, la llama y le dice que volverá a su ciudad natal (donde ella vivía), le pidió reunirse, apenas llegue, ya que debía hablar con ella algo muy importante. Ella quedó expectante esperándolo.

Horas más tarde de recibir esta llamada, recibe otra que cambió completamente el rumbo de la historia.

Camino a su ciudad, él tuvo un fatal accidente, donde perdió la vida en el lugar, sin alcanzar a decirle aquello tan importante.

Ella recurrió a mí para tener una sesión con él, después de más de 15 años de haberlo perdido. Durante la sesión él se presentó muy caballero, respetuoso, con una postura muy solemne, se veía muy joven y con uniforme, por eso identifiqué que él era uniformado. Él comenzó hablando de la casa donde la visitaba, del auto donde la iba a buscar y del papá de ella, quien en aquellos años era muy celoso de su relación. Habló de las cartas de amor que se escribían durante su relación y su tiempo en servicio y me dijo que ella las tenía aún guardadas. También durante la sesión guardó una carpeta de documentos y fotos.


La parte más emotiva de la sesión fue que para abrir la sesión él dijo "yo le quería decir: eres el amor de mi vida", frase que quedó plasmada en mis apuntes. El día del funeral, sus colegas se acercaron a ella para transmitirle cuanto amor él le tuvo en vida, que siempre la amó. Él también habló de cosas actuales, por ejemplo de una nieta que tiene María actualmente, a quien confirmó cuidar. Él le transmitió calma, le confirmó que aquel amor que ella sentía siempre fue mutuo, entorno y perduró más allá de la muerte, que la va a cuidar y amar por siempre.

Esta historia no solo es hermosa por todo el amor puro y real, sino también nos deja una gran enseñanza, la vida es frágil, la muerte es nuestra única certeza, no esperemos hasta el final para hablar, perdonar o amar, uno nunca sabe qué puede suceder en un rato más. Si llegaste a leer esta historia, quizá esta enseñanza también es para ti, ama intensamente, perdona y vive como si nos quedara poco, aprovecha a tus seres amados y a tus animalitos.

Gracias por leer hasta aquí, pronto subiré más historias de sesiones.





35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page